La estadounidense de origen hispano Yolanda Herrera fue sentenciada a 22 años de prisión federal por organizar varios envíos de metanfetamina y heroína desde México al puerto de Tampa, en el oeste de Florida, informaron fuentes judiciales.

Herrera, de 43 años y residente en Georgia, se había declarado culpable en 2020 de los cargos de conspiración para distribuir metanfetamina y heroína e intento de posesión con la intención de distribuir estas drogas.

Según documentos judiciales, entre el 24 de octubre de 2018 y el 18 de marzo de 2019 Herrera organizó y coordinó el embarque de numerosos contenedores con metanfetamina y heroína a bordo del carguero “Leticia”, que viajó repetidamente desde Altamira (México) hasta el puerto de Tampa.

En una inspección se descubrió que dentro de algunos bloques de piedra para construir fuentes incluidos en un cargamento transportado en un contenedor hasta Tampa había 14 paquetes con 50 kilos de metanfetamina y 3 kilos de heroína.

Agentes de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) siguieron al camión de alquiler que cargó los bloques en Tampa hasta Atlanta (Georgia) y detuvieron a los mexicanos Néstor Vázquez-Morales y Adan Martínez-Onofre, cuando lo iban a descargar frente a una residencia, que resultó ser la casa del primero de ellos, informó la Fiscalía en un comunicado.

Allí confiscaron aproximadamente dos kilogramos de heroína, tres armas de fuego, incluido un rifle, unos 12 725 dólares estadounidenses y un bloque de piedra idéntico a los bloques descubiertos en el puerto de Tampa.

Junto al bloque de piedra, los agentes encontraron un envoltorio de plástico transparente que contenía una pegatina cuadrada blanca con letras negras que mostraba el mensaje “Hecho en México”.

Los teléfonos celulares de los detenidos mostraron que Herrera, quien voló a Atlanta después de que el cargamento llegó a Tampa, estaba planificando y coordinando activamente la recogida de los narcóticos en el puerto para llevarlos a su destino final.

Entre octubre de 2018 y marzo de 2019 se realizaron siete embarques en el “Leticia”, todos los cuales partieron de México, llegaron a Tampa y fueron identificados como fuentes de piedra en el manifiesto de carga.

Los datos de GPS obtenidos de los camiones de alquiler muestran que todos los camiones se alquilaron en Tampa y se dejaron en Atlanta, con paradas en la misma residencia de Atlanta.

El 18 de septiembre de 2019 Herrera fue arrestada en Atlanta y al ser interrogada por la policía admitió que la habían contratado y pagado para coordinar, supervisar y organizar el transporte de narcóticos desde México a Tampa y entregarlos en Georgia.

Agentes federales registraron la casa de Herrera y encontraron un bloque de piedra en su patio trasero. Ese bloque de piedra contenía la misma etiqueta de “Hecho en México” que los bloques de piedra enviados en el Leticia.

En julio de 2020, Néstor Vázquez-Morales y Adan Martínez-Onofre fueron condenados a penas de prisión federal de 15 años y 8 meses y 5 años y 10 meses, respectivamente, por este mismo caso.

“El tráfico de narcóticos representa una amenaza mortal, trayendo drogas peligrosas y adictivas y actividades delictivas relacionadas a nuestras comunidades”, dijo el agente especial interino a cargo de HSI Tampa Kevin Sibley.

“Nuestros agentes especiales de HSI están profundamente comprometidos a trabajar con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para interrumpir y desmantelar los esfuerzos de tráfico de drogas en nuestras comunidades”, agregó.