La prefecta del Guayas, Susana González, anunció que se publicará en los próximos días los pliegos de la convocatoria internacional para la contratación del dragado en los alrededores del islote El Palmar, en el sector de La Puntilla (Samborondón) del río Guayas.

González ofreció una rueda de prensa la tarde de este viernes 31 de julio del 2020. “El dragado no solo permitirá que se reduzca el impacto de las inundaciones durante el invierno sino que, además, le devolverá la navegabilidad al río”, señaló.

El nuevo proceso de licitación internacional representará a la provincia del Guayas un ahorro de USD 20 millones, según la proyección de la Prefectura y los estudios técnicos que servirán de base para la convocatoria a licitación internacional.

El contrato anterior fue suscrito en abril de 2018 por USD 58 814 502 para el retiro de 4,5 millones de metros cúbicos de sedimentos y fue terminado de forma unilateral por el exprefecto Carlos Luis Morales (+) debido a los costos y a supuestas irregularidades en la contratación de la administración de Jimmy Jairala.

El costo de profundización de dragado de la nueva licitación será de USD 38,9 millones. En el proceso anterior el costo de dragado por metro cúbico era de USD 14,30, ahora se proyecta contratar por USD 6,30. Entre los años 2017 y 2020 no obstante el volumen de sedimentación aumentó en un 44% alrededor del islote El Palmar ubicado a la mitad del río entre Guayaquil y La Puntilla (Samborondón), informó la Prefectura.

Los trabajos de retiro de sedimentación beneficiarán en una primera fase a los cantones Guayaquil, Durán, Daule y Samborondón. Se trata de un área de unas 700 hectáreas que incluye zonas de los puentes de Guayaquil-Samborondón, Samborondón-Durán, riberas de Guayaquil y de La Puntilla, hasta la zona de los pilotes del sistema de transporte aerosuspendido Aerovía.

Los trabajos que se proyecta tomen un plazo de 900 días pretenden dejar una cota de profundidad de -2,50 metros en la más baja marea. La Prefecta explicó que se busca convocar a la obra por diseño de profundización sin importar el volumen de sedimentos que se requiera extraer, mientras que el contrato previo fue suscrito por volumen de extracción lo que implicaba comprometer mayores recursos.

El material que se extraiga de las zonas a dragar podrían depositarse por viabilidad técnica en la isla Santay, aunque se han planteado otros lugares. Se espera suscribir un convenio tripartito entre el Ministerio del Ambiente, la Prefectura y la Empresa Pública de Dragados del Guayas (Draguayas EP).

La sedimentación creciente de los ríos Daule y Babahoyo, que forman el Guayas, afecta a la navegabilidad y representa “un problema latente para las localidades del área de influencia, pues se han vuelto susceptibles a las inundaciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *