El polvo, las plantas e incluso los bordes de las pestañas son sitios donde se puede encontrar a los diminutos organismos conocidos como ácaros. Aunque muchos los asocian solo con superficies como los colchones o las alfombras, estos animales se encuentran en casi todos los ambientes y hay una amplia diversidad de especies en el país.

Este mes, cuatro nuevas especies se sumaron a la lista de ácaros que habitan en Ecuador. El hallazgo de los investigadores Petr Tuzovskij y Reinhard Gerecke fue publicado en el International Journal of Limnology.

Los animales descubiertos se etiquetaron bajo los nombres R. expansipalpis, R. petaliseta, R. Tapiarum y R. glabra, que pertenecen al género Rhyncholimnochares y su descripción llama la atención ya que son acuáticos.

Carlos Alberto Ortega-Ojeda, investigador de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Central del Ecuador, explica que este tipo de ácaros no son conocidos en Ecuador, ya que los estudios sobre estos son escasos y los especímenes por lo general se encuentran en museos de Alemania o Estados Unidos.

Los acuáticos son considerados como ácaros no plaga y son un indicador de la calidad del ambiente. Si se encuentran presentes, dice Ortega-Ojeda, quiere decir que el agua no es tóxica, tiene buena cantidad de oxígeno disuelto y puede sostener la vida.

Estos animales son poco conocidos para las personas, principalmente por su tamaño y el reducido número de especialistas que se dedican a este tema. Ortega-Ojeda, quien también es vocal para Ecuador de la Sociedad Latinoamericana de Acarología, dice que actualmente este es un territorio nuevo para la ciencia en el país.

La idea es potenciar el estudio de este campo y dar a conocer las características de los ácaros. La mayoría de estos animales tiene ocho patas y su cuerpo no está dividido en secciones reconocibles, a diferencia de los insectos. En la zona donde debería estar su cabeza, solo se expone un conjunto de piezas bucales.

Los más comunes son los del polvo y los considerados plagas de cultivos (fitófagos). También están los ácaros garrapata, los de sarna, los que parasitan a otros insectos.

Sapo arlequín vuelve a la luz luego de 30 años
¿A qué grupo de personas prefieren picar los mosquitos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *