Las muertes por covid-19 en Chile llegaron a 10 159 en el conteo que considera 3 102 fallecidos ‘probables’ por la pandemia, siguiendo los criterios que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), según un reporte del Ministerio de Salud divulgado este domingo 5 de julio del 2020.

La información, recopilada por el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS), se entrega una vez por semana, y los expertos la consideran como la aproximación más exacta a los parámetros de la OMS para reportar los fallecidos de coronavirus por test o por síntomas. Este informe establece que hubo 7 057 fallecidos confirmados con un examen de PCR (hisopado) y 3 102 corresponden a muertes “probables”.

La cifra contrasta con el reporte diario que también se entrega oficialmente y que para este 5 de julio sumaba 6 308 muertos y 295 532 casos desde el primer contagiado reportado en Chile hace cuatro meses.

“El objetivo del reporte diario de fallecidos es, simplemente, dar una tendencia. Es un reporte provisorio, por lo tanto, no es capaz de capturar la totalidad de fallecidos debido a coronavirus en el país”, explicó el viernes el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, Rafael Araos, quien recomendó usar el cálculo del DEIS. “Es la cifra más real que vamos a tener durante la pandemia”, afirmó el experto.

Los números de contagios y fallecidos dejan a Chile como uno de los principales focos mundiales de la pandemia, aunque las autoridades comenzaron a reportar las primeras cifras “optimistas” después de cuatro meses, con un descenso de los contagios de un 21% en las últimas dos semanas.

Chile tardó en aplicar cuarentenas generales y cuando lo hizo -el 15 de mayo en Santiago- otorgó una gran cantidad de permisos de salida y de funcionamiento para empresas consideradas como “esenciales”, lo que redujo en apenas un 30% la movilidad en la capital chilena, donde viven 7,1 de los 18 millones de habitantes del país.

Conforme pasaron las semanas sin que disminuyeran los contagios, las autoridades fueron restringiendo los permisos de salida. Si inicialmente se permitían siete a la semana por persona, luego fueron rebajados a cinco y ahora sólo se permiten dos.

Y pese a la leve mejoría en el crecimiento de los contagios en Santiago, han crecido en regiones como Antofagasta (norte) y O’Higgins (Sur).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *